sábado, 1 de noviembre de 2008

Todo el mundo quiere ser Obama

Un ciclista, un motero y un rockero se están peleando por ser el Obama vasco. Su aire moderno y renovador está siendo envidiado por todos los candidatos. Este Obamanismo se filtra por todos los lados, porque es quien encarna la imagen de honradez, y además parece que va de favorito en la carrera presidencial.

Pero no todos tienen las mismas posibilidades. Al motero de la potente Gilera de 75 caballos le pueden gustar las formas de Obama, pero lo que de verdad le va es Mc Cain. Pasar con su moto a toda velocidad y con el escape ruidoso.

El ciclista es pertinaz, nadie lo pone en duda, una vez marcada una ruta la sigue sin mirar ni a un lado ni a otro. Poco le afecta lo que pase alrededor, lo realmente importante es hacer kilómetros y no caerse del sillín. No le importan las elecciones norteamericanas. El 5 de diciembre se levantará preguntando ¿Quienes hemos ganado?

Queda el rockero que canta "Yes we can" o "Change we need". Primero le ignoraron, ahora le combaten. Sus canciones dicen cosas y además tiene una arma secreta.

4 comentarios:

Txetxu dijo...

¡Qué viva el rock!

Anónimo dijo...

Desde luego el buen gusto no se le puede negar. Buenas analogías, Zubi.

Anónimo dijo...

Patxi López guarda la navaja de las puñaladas traperas envainada en el capullo de la rosa. En cuanto nos despistemos nos la volverá a clavar, como siempre

M@k, el Buscaimposibles dijo...

El 1er anónimo es Mak, no sé por qué no se han grabado los datos.