viernes, 14 de noviembre de 2008

¿Un maqueto Lehendakari?

Todo el mundo está de acuerdo que la ascensión a la presidencia de los Estados Unidos por parte de Obama va a tener consecuencias. Aunque hay mucha diversidad de opiniones sobre cuáles pueden ser estas. Pero pienso que algunas son obvias. Uno de los efectos absolutamente irreversibles de la victoria de Obama ha sido el hecho de que "un negro vaya a ser presidente". Esto, como digo, es irreversible y además nuevo. Y tiene consecuencias, pues ahora las minorías y en especial los llamados afroamericanos se van a considerar más norteamericanos que nunca. También la conciencia entre los propios norteamericanos de pertenecer a una identidad compleja se va a acentuar inevitablemente.

No ha sido era raro encontrar personas que se consideraban a sí mismos como norteamericanos de segunda por el color de su piel. O por el otro lado quienes consideraban que el "verdadero norteamericano" era únicamente eso que en siglas en inglés se llama WASP White Anglo-Saxon Protestant (Blanco, Anglosajón, Protestante). Gentes que siempre han mirado a los afroamericanos como gente de fuera. De hecho, costó admitir que un católico Kennedy llegase a la presidencia y ahora tampoco ha sido fácil la ascensión de Obama al mismo puesto. Actualmente los WASP ya son una minoría en los Estados Unidos, pero sin embargo hasta el momento parecería que eran eran los únicos (en este caso el artículo los, hace referencia exclusivamente al masculino plural) con derecho a ser presidentes. Obama  ha hecho añicos simbólicamente todo esto.

En nuestra tierra no ha habido ningún Lehendakari maqueto (vasco no patanegra). La lista de Lehendakaris empieza en la segunda República y sigue hasta nuestros días. Incluye presidentes de gobierno reales o de gobiernos en el exilio. Pero no incluye a Ramón Rubial presidente del Consejo General Vasco, el órgano preautonómico que durante unos meses representó a la ciudadanía vasca. La razón que se esgrime es que, aunque Rubial de hecho representó a Euskadi, lo que presidía no era un verdadero gobierno, sin embargo  si consideraban "gobierno" al llamado Gobierno Vasco en el exilio.

Pero sea por lo que sea, la llegada de Patxi López a la Lehendakaritza supondría también algo nuevo y creo que tendría algunas consecuencias paralelas a las que ha producido la llegada de Obama. También aquí hay gentes que se consideran a si mismos como los únicos verdaderos vascos. Por ejemplo, para más de un nacionalista, uno que no sepa euskera o que lo hable mal no es un "verdadero vasco", aun cuando su familia haya vivido en este territorio durante siglos. No digamos nada de alguien que hunde sus raíces familiares en el flamenco y la recogida de la aceituna. Ese por lo menos necesitará ser nacionalista. 

Visto desde el otro lado, también hay gentes que han vivido aquí durante decenas de años o incluso que han nacido aquí, que no se consideran vascos del todo, ya sea por la desventaja que sienten al competir por puestos de trabajo o por el rechazo que perciben en determinados ambientes. Desde luego yo he oido decir, por supuesto en ambientes de confianza, hablar de "estos manchurrianos", de "estos que vinieron aquí a comer caliente", etc ... Ya sé que esto no es políticamente correcto y en la sociedad hipócrita de lo "políticamente correcta" esto no se dice mas que cuando uno cree estar a salvo del escrutinio público. Pero a veces se les sigue viendo el pelo de la dehesa.  Como contaba Patxi López en su conferencia en el Foro Nueva Economía
Ibarretxe fue a Barakaldo, e intentando ser amable –y esto es precisamente lo más grave- les dijo a los vecinos y vecinas de ese municipio: “Vosotros también sois vascos”. Con ese “vosotros también”, estaba creando un enorme foso que divide la igualdad.
Precisamente la presencia en la Lehendakaritza de alguien que no es nacionalista puede ayudar a que muchos nacionalistas entiendan lo que significa ser vasco y en qué consiste la naturaleza plural de la identidad de los ciudadanos y ciudadanas vascos. Pero por otro lado también servirá  para que gente no identificada con el nacionalismo se sienta más vasca que nunca. Creo que a nacionalistas que quieran construir una comunidad nacional democrática y moderna también le interesan estas cosas

4 comentarios:

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Personalmente, a mí me importa menos que un rábano que los mega vascos me consideren o no vasco, puesto que yo mismo lo que me considero es español. Lo que no soporto es que por eso se sientan capacitados para "echarme" de mi propia tierra, siquiera sentimentalmente. Tengo el mismo derecho que ellos o que cualquiera que desembarque hoy mismo de un autobús o de un avión en suelo vasco a realizarme como persona con mis propias circunstancias e idiosincrasia, y aquí.

Y desde luego, por mucho que desee que López llegue a la presidencia de la comunidad autónoma, mi nivel de vasquismo no va a subir un ápice. No es algo que dependa del político de turno.

Thooby dijo...

¡Oh no! el asunto no es si te consideras español o no, eso tu lo tienes claro. El asunto es que si en tu identidad compartida lo de "aquí", le llames como lo llames, forma parte inevitablemente de tu propia identidad. Por eso a pesar de ser un madridista convicto te ha emocionado el triunfo en la eliminatoria del Real Unión.

Bueno, mi tesis es que con Patxi López, tú españolista confeso, vivirás a López como tu Lehendakari. Es decir como tu representante en una comunidad particular que tiene unas instituciones propias y a la que tu perteneces. ¡Eh! ¡Por favor! espera a contestar a que las cosas sucedan.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

¿Madridista convicto? Será convencido, ¿no? Mira que aún no es punible ;-}}}

Hombre, sí me parece que un lehendakari "maqueto" podría tener más en cuenta a los que no somos/ no nos sentimos (tan) vascos, y pienso que López haría una política con muchos más esfuerzos inclusivistas. Pero no deja de venirme a la mente el ejemplo de Montilla en Cataluña, y sospecho que con mi naturaleza me sentiría en Cataluña tan "mal" con Montilla y su política como aquí con Ibarretxe y la de sus consejeros (sí, estoy afirmando que Ibarretxe como tal no gobierna un ápice, aunque sea el único que manda).

De todos modos,podría ser un tanto peligroso llegar a entender que López saliera elegido o no elegido por maqueto, yo le votaré porque me parece mejor posible dirigente que Ibarretxe.

Thooby dijo...

Vale ... De acuerdo ... Madridista convencido ¡Jo! ¡Hay que ser políticamente correcto hasta con lo del futbol!