lunes, 17 de noviembre de 2008

Sois un poco sinvergüenzas

Un amigo mío dijo el otro día a un conspicuo nacionalista que si querían liga vasca no tenían mas que esperar a que bajen el Athletic y el Osasuna (y que suba el Real Unión añado) y así poder extraer una profusión de derbis. Desgraciadamente este no es un escenario improbable.

Cuando pierden los hinchas suelen pedir, a gritos, que les bajen el sueldo a los jugadores. Al tiempo, todos los aficionados están dispuestos a que su club pague a sus jugadores estrellas cifras astronómicas (pues saben que en caso contrario se irían). Todo ese asunto de sentir los colores etc... es una auténtica mojiganga. Cuando aparecen los cheques de un determinado tamaño los jugadores agradecen muchísimo a su afición por haberles llevado hasta ese punto y ... se van con el rival. Y los que se quedan acompañan su fidelidad a la afición con contratos insólitamente mejorados (véase Guerrero). No es que por otra parte me parezca raro todo esto ni siquiera reprochable. Pero sí quita fuerza a cualquier pretensión de los jugadores de simbolizar cualquier reivindicación popular de forma desinteresada.

Los jugadores del Athletic, por ejemplo, se han negado durante muchos años a participar en minutos de silencio u otras reivindicaciones de protesta contra la barbarie etarra bajo el pretexto de que eso era política. "No podemos dividir a la afición" decían, sin tener en cuenta que matar no es precisamente política. Ahora quien ejerce de portavoz del vestuario bilbaíno dice que eso de la selección de Euskal Herria no es política. Y además afirma que sobre las discusiones en el vestuario (sobre el nombre de la selección) nunca dirá nada. Así nunca sabremos que pasó en el vestuario, para que el riojano Fernando Llorente firmase el manifiesto el apoyo a la selección euskalherriaka y más o menos al día siguiente se fotografiase con la camiseta de la selección española.

Pero lo de los jugadores tiene tela, no solo manifiestan que lo de Euskadi no les gusta, a lo que como ciudadanos tienen perfecto derecho. Pasan directamente al chantaje, si la selección no se llama de Euskal Herria no juegan. ¡Qué os habéis creído! Sobre este asunto vuestra opinión vale lo mismo que la de cualquier otro ciudadano vasco. ¡A ver si jugais un poco mejor! ¡qué por eso os pagan!

1 comentario:

Josu Garro dijo...

Y no solo berrean definiendo, eso si su opinión, lo que es o no política como muy bien destacas sino que además nos tendríamos que preguntar si ese partido lo juegan gratis. Desconozco este punto pero me cuesta creer que estos personajes públicos jueguen únicamente por amor a los colores.