lunes, 31 de enero de 2011

Euskera de todos

Todavía recuerdo cuando, decir agur en Bilbao, era un signo de antifranquismo. Eran tiempos en que los hablantes y escribientes en euskera tenían autenticas dificultades, donde no había casi publicaciones escritas en euskera, ni radios, ni ikastolas, etc ... era un tiempo en que un euskaldun se podía encontrar con alguien que le espetase aquello de "hable usted en cristiano" remedando aquello de la inmediata postguerra de "hable la lengua del imperio". En aquellos tiempos y fuera de los ambientes donde el euskera seguía siendo una lengua viva, decir frases en euskera era como enarbolar una ikurriña. En esos casos el uso del euskera era más de carácter simbólico que de carácter comunicativo.

La llegada de la democracia abrió posibilidades para conseguir que el euskera ampliase sus capacidades comunicativas: televisión, radios, periódicos, enseñanza obligatoria, mejores oportunidades laborales para los hablantes de euskera etc ... Para muchos defensores del euskera el problema principal fue la extensión del euskera, de su conocimiento y de su uso.

Sin embargo este interés no dejaba de convivir, en mucha gente nacionalista, con un deseo de apropiarse del euskera como exclusivo. No digamos nada si el nacionalismo era el nacionalismo etarra que decía matar para la pervivencia del euskera y del pueblo vasco.

Recuerdo cuando un representante del PP Carlos Iturgaitz comenzó a expresarse en euskera. Era un euskera de euskaldunberri, seguramente no muy florido, pero desde luego le había costado muchas horas de trabajo conseguirlo. Pues no se crea que fue bien recibido. No era visto como un triunfo del euskera conseguir que, los miembros del partido que aparecía como heredero del franquismo, hablasen euskera. No se consideraba que eso era un camino para conseguir que, independientemente de su ideología, las gentes se comunicasen en euskera. Era mas bien visto como un ataque al euskera ¿Qué hace uno del PP hablando euskera? Era como si las palabras de Carlos Iturgaitz hiciesen perder al euskera su pureza, esa pureza de un idioma que supuestamente no contenía palabrotas. No es extraño pues que esta actitud apropiatoria haya desencadenado reacciones contrarias.

Pero al tiempo ha habido nacionalistas lúcidos que, guardándose parte de sus sentimientos espontáneos, han considerado que solamente despolitizando el euskera y modernizandolo, haciendo mejor literatura, haciendo que sea más práctico utilizarlo, haciendo que sea más atractivo puede ir para adelante. Sin embargo es interesante observar que el conocimiento del idioma haya aumentado de una forma muy importante y al tiempo, su uso entre hablantes, uso que es voluntario, no haya aumentado en la misma medida.

De hecho los mayores avances se han dado siempre en consenso. Fue en los tiempos de los gobiernos de coalición PNV-PSE cuando se produjeron las mayores decisiones en el camino de la normalización del euskera. Todavía recuerdo a Fernando Buesa y José Ramón Recalde dirigiendo la extensión del euskera en la educación, impulsando la normalización de las ikastolas en el sistema educativo vasco.

Ahora que hay un gobierno vasco no nacionalista se hacen más presentes los viejos fantasmas de la exclusividad. El PNV vuelve a utilizar el euskera como arma política. Criticarán la elección de Jon Juaristi como miembro del Consejo Asesor del Euskera por sus opiniones políticas, pero no podrán criticar su verbo euskaldun. Criticarán también una frase descontextualizada del Lehendakari haciéndole decir lo que no dijo, como sino fuese positivo para despolitizar el euskera que ETA desaparezca. Por supuesto no valorarán que se haya mantenido la financiación del euskera en tiempos de crisis económica, ni la puesta en marcha del instituto Etxepare, ni sus acuerdos con la Real Academia Española de la Lengua, ni la puesta en marcha de la enciclopedia digital, ni tampoco el acuerdo transfronterizo con Oficina Pública de la Lengua Vasca de Francia.

Una de las campañas de AEK decía algo así como "No basta con ser vasco, hace falta saber euskera" ahora parecería que la nueva consigna es "No basta con saber euskera, hace falta ser nacionalista".

jueves, 27 de enero de 2011

Las dos caras de Jano

La verdad que el PNV está en un proceso de janización. Para casi todo le aparecen dos caras. Ya sea la cara radical nacionalista de Egibar compitiendo con la algo más serena de Urkullu. O el EBB queriendo que los jeltzales atrapados en espionajes y corrupciones dejasen el carnet de partido y a Gerenabarrena partidario, por razones obvias, de no meneallo. Pero tal vez donde aparece más claro este aspecto bifronte es en las diferencias de trato que tienen respecto al Gobierno español y el Gobierno vasco. Para uno todo son mieles y para el otro ... hieles.

Seguramente está bien que en un momento de crisis apoyen al ejecutivo central y que no adopten esa política crispada que caracteriza la acción del PP. Durante años ni intentaron negociar transferencias, ahora no paran de hacerlo. Aunque apoyan politicas de austeridad en Madrid,  cuando llegan a  Euskadi las combaten, aunque al mismo tiempo digan   que el Gobierno vasco está gastando demasiado. Como consecuencia de las transferencias que ellos mismos han negociado aparecen nuevas competencias. Pues también se oponen a su desarrollo como es el caso de Lanbide.

Parecería que piensan: preferimos tratar con buenos españoles que con malos vascos. Aunque mirado desde otro punto de vista tal vez sea un avance. Han descubierto que "hay buenos españoles" y que quienes no eran "vascos propiamente dichos" son vascos reales.

La foto de Jano proviene de wikipedia

domingo, 2 de enero de 2011

Reconocimiento a Irekia

Hace unos días la asociación ACOP (Asociación de Comunicación Política) eligió a Irekia como una de las 10 mejores Las 10 mejores webs políticas de 2010. Cinco plaformas gubernamentales (categoría en la que situaban a Irekia) y cinco plataformas electorales. La ilustre compañía que, junto a Irekia, mereció el galardón estaba formada por la Casa Blanca, el gobierno de California, el gobierno de Costa Rica y el canal twitter de de la presidencia de Ecuador que tuvo un gran protagonismo en la intentona de golpe de estado contra Correa.

Con este párrafo "El molinillo", boletín de la ACOP, describe la plataforma Irekia
Si hablamos de plataformas gubernamentales de participación y Gobierno Abierto, es necesario mencionar a la que es la mejor iniciativa realizada hasta el momento. Irekia. Irekia, plasma el compromiso electoral del Lehendakari Patxi López hacia la apertura gubernamental, y es una plataforma de información y participación de los ciudadanos en la toma de decisiones de las administraciones públicas vascas y en el proceso legislativo. Es la web gubernamental más premiada en nuestro país y está construida en Ruby on Rails, también Open Source.
El reconocimiento que la plataforma Irekia está alcanzando en organismos especializados, recordemos que también obtuvo un premio en la Segunda Edición de los Premios Focus al Conocimiento Libre como mejor "Aplicación de los principios del Conocimiento Libre a la forma de gobernar", contrasta con artículos como el publicado en Deia donde se descalifica de una manera burda a la iniciativa del Gobierno Vasco.

Interesante también que, al menos otras dos de las plataformas nominadas, están hechas con herramientas de software libre: La de California en Wordpress y la de la Casa Blanca en Drupal. ¿Alguna vez la Diputación de Bizkaia usará algo semejante o se empeñará en seguir la estela de Microsoft?