viernes, 9 de enero de 2009

Geometría

Un amigo mío solía decir que en política y en la vida lo más importante no es saber aritmética, pues muchas veces dos más dos no son cuatro. Lo importante es la geometría. Esto es saber estar, saber donde se está y saber con quien se está. El espectáculo judicial que tiene como protagonistas al actual Lehendakari y a Patxi López es una fuente de inspiración para el estudio de relaciones geométricas y también de las relaciones de atracción y repulsión que existen entre personas. Un auténtico tratado de la física política.

Veamos la geometría. Primero, la obligada por el propio protocolo del acto. El fiscal en su sitio. Los defensores en el suyo y los acusados en su banquillo. Y sobrevolando todo los jueces con sus capisayos e insignias.

Pero cómo se sientan los acusados. Los demócratas a la derecha del tribunal, según su punto de vista o bien a la izquierda según se entra ¡Qué concepto más cambiante éste de izquierda y derecha! En el otro lado, los señores que no condenan la violencia etarra.

Pero observemos las llegadas. Ibarretxe llega el primero y se sienta con cierta impaciencia en su lugar. Más tarde llega Otegi que se dirige como una flecha hacia el Lehendakari. Éste, presto, se levanta a saludarle y departen un tiempo animada y relajadamente. Poco después es el turno de Patxi López y Rodolfo Ares que se saludan de un modo formal con el Lehendakari. Por fin aparecen cuatro de los acusados de Batasuna. Pero digamos que estos últimos no llegan, sino que les llevan, provienen directamente de los calabozos.

En los asientos de los demócratas hay dos banquillos. En cada uno caben dos personas. En el del Lehendakari hay mucho hueco, éste se sienta lo más lejos que puede de los representantes socialistas. Se ve a Patxi López intentando intercambiar unas palabras pero Ibarretxe sigue en su esquina.

La geometría ha expresado muy bien la situación. Los demócratas por un lado y los violentos por otro. Pero el Lehendakari confraternizando con quien representa uno de sus posibles caladeros de voto. Así lo hizo con su dichoso Plan. Por supuesto demuestra más afecto para al que le va a pedir los votos que con su rival electoral.

Pero ha habido más interacciones geométricas ¡Qué decir de la coincidencia de la mayoría de las defensas con el fiscal en la propuesta de que el juicio no se celebre! Pero más ¡Y la coincidencia del abogado de Ibarretxe con los del Foro de Ermua en que el juicio se celebre!

Ibarretxe quiere el circo del juicio. Eso es lo que ha hecho muchas veces. El circo del Plan o el de su famoso referendum.




6 comentarios:

balapiaka dijo...

Se ve que, si 2 + 2 no siempre son 4, la geometría también puede distorsionarse según la lente con que se mire ;-).

Vi las mismas imágenes que tú, pero me quedé con una impresión bien distinta. Me pareció que el Lehendakari estuvo correcto en los saludos a unos y otros, que no rehuyó la conversación con Patxi López y, desde luego, no deduje ninguna confraternización con "los señores que no condenan la violencia etarra".

Me parece mucho suponer que la izquierda abertzale sea un calader de votos para el PNV. Yo creo que sólo se votan a ellos mismos y, en su caso, prefieren el voto nulo, antes que apoyar a los gestores del "fraude autonómico". Pero ya entiendo que esto es opinable y valorable.

Tan opinable como que el Plan Ibarretxe haya sido un circo. A mí siempre me pareció una iniciativa política respetable, liderada desde la máxima instancia política de este País, que contó con el apoyo del Parlamento Vasco y que, en su momento, despertó la ilusión de una buena parte de la ciudadanía vasca.

Así lo viví yo, al menos. Y mi postura me parece tan respetable como la contraria. Peor me pareció la actitud del Congreso con el Plan. Pero, en fin, hay gustos para todas las geometrías ;-).

Dicho sea sin acritud, y con todo mi cariño. Urte berri on!

Anónimo dijo...

Debes estar hablando de otro video, porque en el que acompaña a este post yo veo que:

- El lehendakari se levanta y saluda con la misma efusividad a Otegi y a Patxi

- Si alguien se sienta a las antípodas del otro es Patxi, porque Ibarretxe está ya sentado en su sitio, dejando espacio de sobra para el que quiera sentarse con él.

- No veo en ningún momento que Patxi intente entablar conversación con Ibarretxe.

Me parece que sueles argumentar bastante bien tus opiniones, pero esta vez tus pruebas no casan con el mensaje que quieres transmitir.

Thooby dijo...

Balaplaka, lo que dices de la geometría es totalmente cierto. Para la cosa de la geometría no hace falta ver con una lente deformante, basta con mirar desde un punto de vista distinto. De todas las maneras lo que expreso es lo que yo siento al ver el espectáculo judicial. Sé que mi mirada hoy día, tiene algo de mirada de hincha y la pasión tal vez nuble mi mente :) pero creo que esta vez me refiero a hechos objetivos.

En el post hablo de lenguaje corporal, ese lenguaje con el que resulta más difícil engañar

"Me pareció que el Lehendakari estuvo correcto en los saludos a unos y otros" Creo que efectivamente estuvo "correcto" con Patxi López, pero con quien no ha condenado el atentado de EITB estuvo mucho más que "correcto". O el saludo que da (se ve al final del video con uno de Batasuna de los que están al otro lado del banquillo. No digamos con los saludos con Rufi Etxebarria al que buscó al final de la sesión. ¿Fue deliberado? yo creo que sí. Ibarretxe siempre saca los paños calientes cuando habla con y sobre la gente de Batasuna. Amaga pero no da.

En cuanto a que "no rehuyó la conversación con Patxi López", no hay más que ver las imágenes (no figuran en el post) en que López, una vez sentado, le dice unas frases atravesando el foso que el Lehendakari ha creado al sentarse lo más lejos posible de los socialistas.

Por supuesto que el núcleo duro de Batasuna no va a votar a los gestores del "fraude autonómico", pero todas las encuestas demuestran que una parte del voto que se dirigiría a Batasuna, si tuvieran candidatura propia, lo hace en forma de "voto útil" a otras candidaturas. ¿Son muchos votos? los suficientes en una situación donde las encuestas predicen un empate técnico.

¿Lo del plan Ibarretxe tuvo un aspecto de circo? Creo que claramente. Se trataba de un plan que no estaba hecho para toda la ciudadanía vasca, que tenía aspectos manifiestamente inconstitucionales, que Ibarretxe sabía de antemano que no cumplía la legalidad y que iba a ser rechazado. Lo que quería es el follón político, lo mismo que con el referendum que fue más de los mismo. Y no olvidemos que estos movimientos no sirvieron para deslegitimar ni un pelo a ETA, ni a sus amigos, pues contó en ambos casos con el voto de EHAK.

¿Propuestas, las del lehendakari, legítimas? Por supuesto. también lo que ahora propone, que el juicio continue es legítimo. Pero eso le no quita su aspecto circense.

balapiaka dijo...

Ay, Thooby, no sé por qué, pero me imaginaba que no te iba a convencer con mis razonables argumentos ;-).

No voy a insistir en la cordialidad de los saludos, porque me temo que se trata de geometrías muy variables en función de las perspectivas.

Pero sí me gustaría destacar tres ideas:

1. Una propuesta política no tiene por qué estar dirigida a toda la ciudadanía, sino que se propone para que la apoyen los que estén de acuerdo. Y, a partir de ahí, juegan las mayorías y las minorías. Si no, sería imposible hacer nada en política, porque pocas cosas hay que susciten la unanimidad de toda la sociedad.

2. Es triste que se sepa de antemano que algunas propuestas políticas no van a salir, independientemente del apoyo que alcancen, porque hay un superpoder por detrás o por encima que lo va a impedir pase lo que pase.

3. Hay personajes políticos que el poder mediático y una parte del poder político considera que no merecen el respeto debido a cualquier persona, y decretan la barra libre para meterle la caña que cada cual considere oportuna. Es comprensible que esto se haga desde el interés de algunos, pero la ciudadanía ajena a las guerras partidistas no debería dejarse llevar a este juego perverso.

Lo que si tengo que reconocer que, en el fondo, toda la política oficial, tal y como nos la venden, tiene bastante de circo, de espectáculo mediático, donde lo importante no son los argumentos que se tramitan, sino el impacto que se consigue en el espectador y potencial votante.

Espero no aburrirte con mis elucubraciones ;-).

Thooby dijo...

Blpk No me aburres con tus elucubraciones. ¡Me va la marcha!

1) Mi posición es que no todo es mayorías y minorías. Mi posición lo explicaba en otro post http://lindacaritzastreet.blogspot.com/2008/09/minoras-y-mayoras.html
En definitiva es que creo que hay cosas que no se pueden tomar por mayoría. Si me admites eso (lo que supone un cierto principio geométrico común) podemos pasar a discutir si las propuestas del Lehendakari son de esas que necesitan más que una mayoría por los pelos o no.

2) Yo lo veo un poco diferente. Si la propuesta está consensuada entre los demócratas vascos ese superpoder se arrugaría. No creo que mandase al ejercito.

3) Entiendo que si te dedicas a la política debes de suponer que te van a dar cera. El Deia y la ETB reparten cera de una manera diferente. El Mundo y la Razón van por otro lado y el País tiene otro punto de vista. Pero todos los políticos reciben leña de sus adversarios.

Yo no quiero que nuestro lehendakari repita, creo que ha estado demasiado tiempo. Como los entrenadores de futbol debe irse ya.

Por otra parte creo que, sobre todo en esta última legislatura, ha cometido muchos errores que han contribuido a tensionar mucho la sociedad vasca.

Bueno, no sigo que me disparo.

balapiaka dijo...

Sabiendo que no te aburro, me quedo más tranquilo ;-). No lo decía en bromas. Ya sabes que estas cosas aburren mucho a mucha gente. Y lo que más miedo me da es aburrir al personal, porque yo cada vez llevo peor eso de que me aburran. ¡Será por la edad!

Te voy a reconocer una cosa. Entiendo que en este País haya gente que tenga ganas de airear un poco (o bastante) las instituciones, porque los que están (con distintos socios) llevan ya mucho tiempo. Y, si quieres que te diga la verdad, un poco de alternancia de vez en cuando no vendría mal. Aunque sea por variar.

Lo que pasa es que las opciones que tenemos tampoco es que me vuelvan loco. Pero es lo que hay.

Yo creo que el sistema, cuando deja al pueblo elegir a sus gobernantes, ya se encarga muy bien de controlar las opciones posibles. A lo mejor, lo que habría que cambiar no es de plato, sino de menú. Pero, en fin, para el 1 de marzo el menú ya está escrito. Bueno, a expensas de lo que pase con D3M ;-).

Para terminar, ahora que no nos oye nadie, te voy a decir una cosa. A mí me cae bien Ibarretxe. Me parece un político incómodo para el sistema, porque plantea cosas que pone de los nervios a todos los poderes del Estado (que son bastante fachas, se mire como se mire). E, incluso, me parece incómodo para su propio partido, porque plantea cosas que se venden muy mal en el mercado electoral. Y los partidos están a lo que están.

Pero él ya lo dijo hace poco: "Yo no soy Lehendakari para ir y volver, y si llueve mojarme". Y yo le creo, me inspira confianza.

Sin embargo, tengo la sensación de que en política hay muchos que están para eso y, de paso, cobrar a fin de mes. Y cuanto más tiempo, mejor.

En fin, ya ves que "habemos" gente para todo ;-).