jueves, 12 de marzo de 2009

Sea desde donde sea

Ibarretxe ha afirmado en una entrevista en Radio Euskadi que el PNV "va a seguir dirigiendo este país, sea desde donde sea". "Que nadie tenga ninguna duda de que esto va a ser así".

¿Qué quiere decir con esto de sea desde donde sea? ¿Quiere decir que desde el Gobierno no se puede dirigir? ¿Que la Ertzaintza no va a obedecer al Gobierno? ¿Va a formar unos soviets abertzales que creen un doble poder a estilo trostkista? Ibarretxe debería especificar donde están esos sitios "sea desde donde sea" ¿Va a valer todo?

Me ha estremecido también esta otra declaración del todavía Lehendakari que afirma que su Gobierno estará "hasta el último día al timón del país"
¿Qué va hacer? ¿Intentar facilitar al país las cosas para que la transición sea lo mejor posible? ¿Dejar los papeles revueltos para que el "nuevo" no se aclare? ¿Usar el timón para dictar decretos de última hora?

También ha considerado "casi un insulto a la inteligencia" que el PSE pueda descartar la oferta de un gobierno en coalición con su partido [se entiende con él mismo de Lehendakari], para mantener un gobierno en minoría.

¿Por qué ser tan borde? ¿Es un insulto a la inteligencia cualquier cosa que no le interese al PNV?

Yo me siento asustado. Me recuerda mucho en sus reacciones a Aznar cuando fue derrotado después del 11M. La diferencia es que verbalmente va mucho más lejos.

Nota. Las citas han sido extraídas de los resumenes publicados por Deia y El Correo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ibarretxe no ha hablado de dirigir sino de liderar. La diferencia es notable
http://www.elpais.com/articulo/pais/vasco/Ibarretxe/sostiene/PNV/liderara/Euskadi/sea/sea/elpepuespvas/20090313elpvas_7/Tes

Respecto a que estará al timón hasta el final me parce normal. Es su trabajo y por lo que le pagamos los ciudadanos. Cuando Patxi López tenga que dejar el poder confío que haga lo mismo.
Lo del "insulto a la inteligencia" me parece una chorrada de Ibarretxe. El verdadero insulto a la inteligencia es seguir hablando de transversalidad mientras se está llegando a acuerdos con el PP. Eso si es tomarnos a los ciudadanos por tontos.

Josu dijo...

Al principio pensaba que era una pataleta, pero la verdad es que está durando demasiado y yendo demasiado lejos.

Estas frases las dice Aznar, y habría que ver las reacciones, especialmente en el mundo nacionalista. Le ponen de fascista para arriba.

El PNV no puede hacer eso. Es un partido serio, con una responsabilidad, y no puede decir que los vascos sólo somos inteligentes (y vascos) cuando les votamos a ellos, que las instituciones sólo funcionan si gobiernan ellos, o que los pactos sólo tienen sentido cuando están ellos. Esta actitud es mala para todos, espero que recapaciten.

Oigo a mucha gente en la calle sorprendidos de que el PNV sea incapaz de pasar a la oposición con normalidad, como han hecho todos los demás partidos.

Thooby dijo...

Estimado Anónimo,
Efectivamente El País habla de liderar, pero no lo entrecomilla.

El Correo habla de dirigir y lo entrecomilla.
http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/prensa/20090313/politica/ibarretxe-aboga-ahora-gobierno-20090313.html

Deia habla también de dirigir y lo entrecomilla
http://www.deia.com/es/impresa/2009/03/13/bizkaia/politika/543542.php

Ser transversal también es hablar con el PP. Hablar con el PNV se ha puesto dificil. No asiste ni a las reuniones. Espero que eso sea temporal.

balapiaka dijo...

Si veis el vídeo comprobaréis que dijo "dirigir". Me parece un error. El PNV es un partido más, con una amplia base social, pero un partido al fin y al cabo. Unas veces gobernará y otras veces no. Es la "sana" alternancia. No pasa nada. Nadie es imprescindible. Ninguna persona, ningún partido.

Lo de la reunión es otro tema. Ya se habían visto una semana antes y estaba clara la cosa. No hacía falta hacer el peripé. Si el PSE quiere gobernar con el apoyo del PP, que se ponga de acuerdo con este partido y que no mareé la perdiz.

Iñaki Ortiz dijo...

En realidad dice la dos cosas: liderar y dirigir. Pero pone el énfasis en "dirigir" (lo repite varias veces).

Podéis verlo en blog de Txetxu Barandiaran.

Anónimo dijo...

¡¡Coño, acabáramos!!

Muchísimas gracias. Ahora lo empiezo a entender todo.
Cuando los socialistas hablaban de transversalidad se referían a hablar, y bastante más cosas, con el PP.

Mi mayor agradecimiento por revelarme esa noticia. Yo, en mi cortedad intelectual, había entendido que eso de la transvesalidad iba dirigido a la mayoria de votantes nacionalistas.
¡Que tonto soy! Por fin puedo dejar de estrujarme las meninges intentando comprender la actitud del PSE en este circo.

¡Empiezo a ver la luz....!

Thooby dijo...

Venga anónimo, no te hagas el tonto. Ser transversal para el PSE es hablar con el PNV y con el PP. Sin olvidar a los demás. Cuando acabe el PNV su "duelo" seguro que hablan entre ellos.

Josu dijo...

Anónimo, el post iba sobre la reacción exagerada y un tanto patética que está teniendo el PNV a la pérdida del poder. No sé por qué te empeñas en hablar del PSE y la transversalidad. ¿Será quizás para desviar la conversación?

Pero bueno, hablemos de transversalidad (la que el PNV no ha tenido, te recuerdo). El PP es el tercer partido en Euskadi, también será transversalidad hablar con ellos, ¿no te parece? Y como dice Thooby, cuando el PNV acabe con el 'duelo' y asuma su nuevo sitio, estoy seguro que se producirán muchos acercamientos y acuerdos PSE-PNV.

También estoy seguro de que unas cuantas cabezas caerán dentro del PNV antes de llegar a esa nueva situación.

Anónimo dijo...

Lo del duelo y que luego hablaremos es puro "Wishful Think" para intentar tapar la realidad. Estamos a punto de pasar de Guatemala a Guatepeor.

Yo era uno de los pardillos que, bastante antes de las elecciones, esperaba de todo corazón que despues de las elecciones se formara un gobierno fuerte PNV-PSE.
La primera de las razones era simplemente práctica. La crisis esta siendo terrible pero todo indica que vamos a peor. Por el momento la crisis es económica, pero todo indica que llegará a ser social.
En estas circustancias solo un gobierno fuerte puede estar en condiciones de pedir a la ciudadania los sacrificios que, mucho me temo, vamos a tener que afrontar.

La segunda razón era política. Estaba harto de frentes y de gobiernos débiles. Quiero un gobierno de diferentes en el que se pueda ir pensando, dentro de las profundas diferencias que tenemos, que queremos hacer con la Euskadi del siglo XXI.

Y ahora me choco de frente con la realidad. No solo no, parece, va haber un gobierno amplio sino que vamos a tener el gobierno más debil de toda la historia del G.V. Vamos a pasar de un gobierno sostenido por 33 diputados a un gobierno de solo 25 diputados.
Ademas va a ser un gobierno frentista en su nacimiento, minoritario en votos desde el comienzo y con dudas de su legitimidad a causa de la ley de partidos.

Como he dicho antes, pasamos de la sartén al fuego.

La gran paradoja de todo esto es que el que tiene todas las papeletas para pegarse una estrellada monumental es el propio PSE-PSOE.