miércoles, 18 de marzo de 2009

Quinielas

Todo el mundo dice que todo esta hecho y que el PP inevitablemente votará a Patxi López. Bueno el caso es que el oso todavía no está cazado, pero su piel esta siendo repartida.

Se dice que fulana va de consejera y mengano de jefe de la Ertzaintza. o sé de muy buena tinta que a menganita le van a poner de vice en transportes. Todo el mundo sabe todo. Las quinielas van a tope.

¿Debo yo hacer quinielas? Alguna información tengo. Pero ¿debo contársela a alguien? ¿Será cierta? Me parece muy interesante ver que informaciones me llegan, algunas claramente infundadas. Quiero apuntarlas y luego comprobaré como algunas incluso acertaron.

Ahora es el tiempo de los conseguidores. El tiempo de los valedores.

Prefiero hacer eso que dicen los anglosajones "wait and see".

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que está claro es que se va a consumar la luna de miel que decía Basagoiti. Y con sexo del sucio, porque si el PSOE y el PP están en la misma cama, algo sucio debe haber. ¿No crees?

Y por cierto, ¿te acuerdas de cuando en campaña Patxi decía que no iba a pactar con el PP? ¿Dónde ha quedado eso? Ayer sin ir más lejos, dijo que el PP tenía visos de ser el "socio preferente". Creo que las ganas de pisar moqueta se van a cargar el proyecto político socialista... si es que alguna vez hubo alguno

Thooby dijo...

Anonimo: ¿Algo sucio debe haber? Es muy interesante este comentario. Se trata de considerar que cualquier acuerdo que haya con el PP tiene necesariamente que haber algo sucio. ¿Por qué no esperar a ver que es lo que acuerdan?

Si miras los programas políticos del PP y el PSE tienen puntos comunes (como hay otros con el PNV) ¿En qué pierde el PSE independencia en constatarlos? Por cierto el PP es un partido democrático que respeta la Constitución y el Estatuto. El gobierno de Aznar fue horrible pero respetó las libertades democráticas. Los problemas surgen cuando uno pacta con alguien que habitual y repetidamente no condena asesinatos de quienes lo han sido por tener y defender ideas diferentes.

¿Socio preferente? No es una opción, es simplemente una constatación. Muy probablemente el PSE querría como socio preferente al PNV, pero evidentemente el PNV no está de momento por la labor, primero se tendrá que desprender de algunos líderes que creen que tener una minoría mayoritaria les da derecho automáticamente a presidir el gobierno, como si esto fuera un regimen presidencialista (lendakárico). Pero fíjate que al mismo tiempo se plantea que va haber otros socios. ¿Crees que las primeras declaraciones de Mikel Arana en las que no dijo directamente que no iba a apoyar se deben a que no le ofrecieron muchas cosas? Muy probablemente el PSE acordará cosas con todos los partidos que quieran.

Josu dijo...

Cuando el PNV gobierna, es por 'el bien del país'. Si lo hace el PSE, es por 'ganas de pisar moqueta', 'un afán desmedido de poder', 'conseguir la lehendakaritza a toda costa', etc.

Si el PNV pacta con el Partido Comunista es una cosa limpia y clara, debida a su cercanía programática. Cuando hace un pacto de legislatura con EH o pacta la investidura con EHAK (con ETA en activo), eso es limpio y cristalino, y por supuesto el PNV no ha pactado 'contraprestaciones'. Sin embargo, si el PSE pacta algunos puntos con el PP, debido a la situación excepcional de Euskadi, y a que 'compartir escolta' une mucho, eso es 'sucio', ¿no?

En fin, a mí me aburren ya los modos de mal perdedor del PNV. Yo personalmente, por mi trayectoria, afinidades y contexto preferiría pactar con el PNV, pero la verdad, y eso es lo que constata Patxi López, es que hoy por hoy estamos mucho más cerca del PP que del PNV de Lizarra, de Ibarretxe y Egibar.

Si hubiese estado Josu Jon Imaz, esto no habría pasado. Que cada palo aguante su vela.

PD: ¿Es cierto que el PNV le ha ofrecido un acuerdo al PP? Eso ya sí que sería el colmo de la hipocresía.

Anónimo dijo...

Aupa Thooby, me refiero a sucio cuando el propio Pepe Blanco dice textualmente que en "España, hoy por hoy, no puede contar con el PP ya que ésta formación está en lo suyo, en ese tipo de cosas que no se pueden explicar". Y lo dice todo un jefazo del PSOE. ¿Si en España no es de fiar en Euskadi si?¿Será este el famoso hecho diferencial o será que Pepe Blanco es un mentiroso?

Si miras los programas políticos del PSOE y de la Falange o Herri Batasuna en sus tiempos, seguro que encuentras puntos coincidentes, ¿nos jugamos algo?

Y sobre lo que dice Josu, que te responda alguno del PNV ;-)

Anónimo dijo...

Me parece que sería bueno déjanos de monsergas y definir la realidad.

El PSE tenía dos opciones o coalición con el PNV o aliarse con el PP. Y ha elegido la segunda.

A partir de esto las cosas ya no serán igual.
Por de pronto el discurso de transversalidad de estos últimos años queda totalmente roto con las consecuencias a futuro en el comportamiento del resto de fuerzas y en la propia percepción ciudadana.

La segunda es saber de que manera afectará la lucha por el poder central en esta entente PP-PSE.
A pesar de lo declarado por Rajoy y otros líderes, tiendo a pensar que en cuanto el PP huela posibilidad de poder no dudará en dejar caer a Patxi si considera que eso le beneficia electoralmente.

Queda saber el comportamiento del PNV, aunque esto, en principio, es lo más previsible. Y es hacer la oposición más dura, sucia y rastrera que se puedan permitir.

Como dice la maldición china "ojala vivas tiempos interesantes" y en eso estamos.....

Thooby dijo...

Anónimo, otra vez otro comentario interesante. Si el PSOE anda mal con el PP, el PSE no puede pactar con el PP. Otro ejemplo del llamado modelo del mando a distancia. Para alguien que participa de lo políticamente correcto nacionalista (no digo que Anónimo sea nacionalista) el mando a distancia es un axioma.

Partamos de que tanto los del PSE como los del PSOE tienen unos cuantos objetivos en común, esto es obvio. Pero también tienen otros diferentes.

Al PSOE lo que le interesaría es que el PSE se allanase a la petición del PNV, con alguien del PNV de Lehendakari. De esa manera asegurarían apoyo parlamentario fijo en Madrid. El interés del PSE es, lo está demostrando, diferente. Como siempre pasa las ensoñaciones ideológicas cambian la propia percepción, de tal manera que el PNV, creyéndose la teoría del mando a distancia, se ha dedicado a presionar al PSOE central para que ésta a su vez lo haga sobre el PSE.

Hay que entender pues, la estupefacción de los dirigentes del PNV al encontrarse con que el truco no vale y que el centro de decisión está en Euskadi.

Así que es natural que al PP se le mire con un ojo diferente en Euskadi y en Madrid.

El PSE y el PP tienen un negocio claro. El PSE quiere apoyo en la investidura y estabilidad. El PP quiere asegurarse que algunos puntos del programa del PSE se cumplan. Y por otra parte tiene el beneficio general de debilitar a Zapatero. ¿Y donde está el problema? Pues en la manera de visualizarlo. El PSE quiere la mayor libertad frente al PP. El PP (y el PNV) quiere que el PSE quede lo más Peperizado posible.

Pepiño Blanco es azote de herejes y en el contexto de espionajes, chaquetas y millones es normal que se aproveche para dar le unas buenas collejas al contrario. Pero por cierto ¿en cuantos escandalos le han pescado a la gente del PP vasco? No recuerdo ninguno. Por otro lado el PNV tiene una buena listade escándalos. Desde las escuchas a Garaikoetxea hasta ls escandalos de la agencia de Irún.

La relación PSE-PP no es sucia. Es complicada.

Anónimo dijo...

No estoy muy puesto en las normas internas del PSOE pero creo que las coaliciones las decide el comité federal (ver caso navarro).
Por lo tanto se supone que la entente PP-PSE cuenta con la bendición del comite federal, incluidas las de Blanco y Zapatero.

Personalmente creo que con la perdida de Galicia el resultado final de conseguir el G.V. era inevitable. Al final era elegir entre dos males y me parece lógico el resultado final.

Pero la situación en la que queda tanto el PSE como el PSOE es diabolicamente complicada. Aplicando la misma lógica, el PSE tiene muchas papeletas de acabar su paso por el G.V. pronto y mal.
Sobre el PSOE, me parece que el tiempo de Zapatero a comenzado a declimar.

El Picu dijo...

Alguna pregunta y alguna idea. La trasversalidad se debe reflejar en la pólitica que lleve el gobierno. El hecho de que formen gobierno PSE y PP no quiere decir que no vayan a llevar una política trasversal, aunque hay que verlo. Hay sectores del PP vasco, Mayor Oreja a la cabeza, que son nacionalistas españoles y frentistas; y esto me hace desconfiar. Pero no me vale descalificar a priori lo que pueda hacer el probable futuro gobierno de Patxi, sólo porque tenga como socio prefrente al PP. Basagoiti no es Mayor Oreja y el PSE no es manco.
Hubiera preferido un pacto entre Patxi y Josu Jon porque la trasversalidad hubiera quedado reflejada en lo figurativo (acuerdo de nacionalistas y no nacionalistas) y en los contenidos, garantizados por dos políticos con clara vocación trasversal. Con Ibarretxe, después del recorrido que ha tenido es imposible.
En cualquier caso, la pregunta es: ¿Cabe otra posibilidad que no sea la del acuerdo PSE-PP para que, después de treinta años, el PNV pase a la oposición?.
Por otra parte, creo que con el PSE no ha funcionado el mando a distancia y se ha visto su autonomía de decisón. Pero no creo que PSOE y PSE sean espaciós estancos sino basos comunicantes. Me resulta dificil creer que el PSOE no tenga prevista alguna estrategia de cara a la estabilidad de su gobierno. En caso contrario yo concluiría que el PSE ha actuado sin visión de estado y por deslojar al PNV de Ajuria Enea le ha dado muchas alas al rival del PSOE en Madrid.