lunes, 2 de marzo de 2009

Mi crónica gintónica

No resisto hacer esta crónica gintónica apresurada.

Algunos hechos: El PNV ha triunfado a base de canibalizarse sus aliados. Es el triunfo de Matutes y de los guipuzcoanos de EA. En una lógica razonable tanto Madrazo como Ziarreta deberían de dejar camino a sus oponentes. ¿Será así? Lo veremos.

Ibarretxe ha triunfado como fuerza mayoritaria, pero al tiempo ha entonado un auténtico canto del cisne. Una cosa se sabe: "No habrá más raka-raka".

Rosa Díez, al menos durante unas pocas horas, se encuentra en un auténtico nirvana. Dependerá de que los votos del extranjero consigan en Álava, para el PSE, un nuevo parlamentario, a costa de Larreina.

Aralar ha subido como la espuma. El máximo que pensaban. Una parte de sus votos provienen de voto útil de origen batasunero. Lo cual es una buena noticia. Resulta chocante y es muestra de cinismo político el que denuncien encarecidamente, en la noche electoral, la ilegalización de D3M, cuando resulta ser la fuente principal de su subida.

Patxi López ha dicho que va a liderar el cambio y que no está por la política de frentes. Tiene dos hipótesis. La hipótesis 38 y la 54. Las dos le ponen de Lehendakari. ¿Cuál preferirá el PNV? ¿Preferirá no dar su brazo a torcer e impulsará a Patxi en brazos de un cierto frentismo "malgré lui"? ¿Aducirá el PNV que sacaron más votos, luego le toca el Lehendakari? ¿Tendrá en cuenta que han salido más autonomistas que soberanistas? o ¿Dirá que con los votos nulos "son más"? ¿Considerará el PNV que es su ocasión para comprometerle al PSE en la consecución de todas las transferencias posibles e incluso con un nuevo y mejor estatuto? Contra lo que dirán muchos analistas es el PNV quien decidirá que línea tomar. Así que atentos a Urkullu que creo que va a proponer un gobierno PNV-PSE pero sin Patxi de Lehendakari.

Pero una cosa es clara Ibarretxe no será lehendakari. A pesar de eso no cambiaré el nombre de mi blog.

1 comentario:

Josu dijo...

Interesante tu análisis 'gintonico' :)

El PNV casi ha fagocitado a EA, lo que por una parte es un éxito para ellos, evidentemente, pero por otro lado, la suma PNV+EA ha perdido muchos votos, algo de lo que procuran no hablar mencionando sólo la subida de escaños.

Lo de Aralar es comprensible: tienen que protestar muchísimo y muy fuerte por la ilegalización. Luego, recoger todos esos votos (62.000, un verdadero mazazo para su enemigo real: Batasuna) y a otra cosa mariposa.

Y sobre el último párrafo, no veo yo tan claro que Ibarretxe no sea lehendakari. Veremos las apasionantes negociaciones, qué tal van.