lunes, 20 de abril de 2009

Miserable

Ya sé que los políticos no deben decir lo que piensan. Si lo hiciesen no cabe duda que no podrían ejercer su oficio. Pero esto no quita para que se puedan creer lo que dicen, lo cual en principio es perfectamente compatible. Los políticos en activo siempre se atienen al primer principio, pero alcanzan una gran efectividad en comunicación cuando cumplen también el segundo.

Cuando los políticos se retiran tienen la tentación de decir lo que piensan. En general no suelen quedar bien, porque siempre surge el reproche de que porqué no lo dijeron cuando lo que decían tenía alguna influencia sobre la realidad.

Uno de esos políticos retirados que están atacados de incontinencia verbal es el señor Arzalluz. Así el otro día Deia en una crónica decía
El ex presidente del PNV Xabier Arzalluz ha afirmado hoy que con las amenazas vertidas por ETA en su último comunicado contra el socialista "Patxi López y los suyos", en toda España "tienen un motivo más de popularidad", y por ello lo que se puede pensar es que la banda terrorista "quería ayudarles".

"ETA debería saber cuándo sus posturas ayudan o 'desayudan' porque en el fondo lo que vamos a pensar es que -con este comunicado- quería ayudar" al futuro lehendakari, por el apoyo que va a recibir en España "simplemente porque le ha amenazado ETA".
Con esto Arzalluz demuestra lo miserable que es. Lo peor es que encima no se lo cree.

2 comentarios:

TELLAGORRI dijo...

Zarzalluz es Zarzalluz y no tiene remedio. Es un franquista fanático reconvertido en peneuvista fanático y cuyo modelo de política era y es copiar a Franco.

Tutto dijo...

Una retirada a tiempo ..., lo que pasa es que hay algunos que les gusta el micrófono mas que a un tonto una tiza.

Y lo que nos queda por oir ...

Salu2